Teorias geocentrica y heliocentrica del universo


Desde la antigüedad hubo dos teorías contrapuestas del movimiento de los planetas: la geocentrica ( en el que todos los cuerpos celestes giraban alrededor de la Tierra) y la heliocéntrica ( en el que el centro  del universo es el sol).

Los filosofos que postulaban la teoría geocétrica eran, fundamentalmente, Aristóteles (384-322 a.C.) y Ptolomeo (100-170).

Para Ptolomeo la Tierra estaba inmóvil en el centro del universo, y el resto de los astros girando en órbitas circulares a su alrededor, siendo el movimiento circular uniforme el movimiento natural de los cielos.

El gran error de Ptolomeo era  admitir como cierta la hipótesis del movimiento circular alrededor de la Tierra y buscar los hechos que corroboraran esa hipótesis, es decir, Ptolomeo no buscaba  la explicación a los hechos observados, sino que trataba de justificar por encima de todo  su aseveración, y para la ciencia no debe haber verdades incuestionables, no debe haber dogmas.

Buscando una justificación al movimiento de los planetas (estrellas errantes) justificó el movimiento de estos a través de una composición de dos movimientos circulares uniforme: uno orbital, llamado epiciclo del planeta, y otro el que llevaba a cabo el centro del epiciclo llamado deferente alrededor de la Tierra, y es de esta manera como consigue mantener la idea de que todo gira alrededor de la tierra a través de movimientos circulares uniformes.

Este modelo se puede ver en el fragmento de la pelicula de Ágora que podemos ver a continuación

 

La teorías heliocéntricas son conocidas desde la antigüedad desde Aristarco de Samos y de Heráclito de Ponto, sin embargo no prosperaron debido a la gran prestigio de Aristoteles y de Ptolomeo, pero sobre todo porque se oponían a lo establecido, a la creencia general de que el Hombre era la máxima creación de Dios y por tanto la Tierra y todo gira alrededor de la máxima creación de Dios. Por otra parte había cuestiones que no se podían justificar en aquellos tiempos como el hecho de que si la Tierra era la que viajaba alrededor del Sol al moverse estaría en algunos momentos más cerca de una estrellas y después se alejaría y eso no era observable, este fenomeno se denomina paralaje estelar.

Fue Copérnico, astrónomo y clérigo católico, quien justifica el movimiento de los planetas de una forma sencilla, en vez de girar alrededor de la Tierra, toma al Sol como punto fijo del sistema y el resto de los planetas alrededor del Sol, incluyendo la Tierra, de esta manera no es necesario justificar el movimiento de los planetas a través de epiciclos.

Copérnico viendo la repercusión de su teoría dedica su obra al Papa Paulus III y fue publicada después de su muerte.

En el siguiente video podemos ver el sistema copernicano y la justificación del paralaje estelar.

El descubrimiento del telescopio y su utilización para la medición de datos sobre la posición de los planetas y el descubrimiento de satélites de Jupiter hacen que la teoría heliocéntrica avance, a pesar de la Inquisición que con sus juicios y torturas hacían desistir de estos postulados hasta el mismisimo Galileo que tuvo que abjurar de la teoría heliocéntrica.

La vida de Kepler, Galileo y Tycho Brahe se entrecruzaron y fruto de ello la astronomía dio un salto de vértigo. Kepler utilizando los datos que había obtenido su amigo Tycho Brahe adaptó los mismos a órbitas circulares como proponía Copérnico. Sin embargo los datos que disponía de Marte  no se adaptaban a órbitas circulares, sino a órbitas elípticas.

Kepler consideró que las órbitas alrededor del Sol de la Tierra y del resto de los planetas no sería circular sino elíptica , encontrandose el Sol en uno de sus focos y de esta manera todos los datos hasta ahora conocidos cuadraban perfectamente.

Posteriormente enunció tres leyes que describían el movimiento planetario:

1ª Ley: Los planetas se mueven en órbitas elípticas alrededor del sol, que está situado en uno de los focos2ª Ley: La recta que une el planeta con el Sol barre áreas iguales para tiempos iguales.

3ª Ley: El cociente entre los periodos orbitales de los planetas y el cubo de las distancias medias al Sol es una constante, es decir, los periodos al cuadrado son directamente proporcionales al cubo de las distancias medias.En el siguiente vídeo se puede ver una recreación de las tres Leyes de Kepler

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 2º Bachillerato. Física y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s